corima min1 Piscinas, tratamiento de aguas, riego, fuentes, equipamiento – Corima

PUBLICIDAD

El alquiler de viviendas, en niveles récord del último medio siglo

Publicado hace 11 meses

Print Friendly, PDF & Email

Nota incluída en:

Noticias sobre administración de fincas


  • El pinchazo de la burbuja, los cambios demográficos y la movilidad laboral impulsan 15 puntos porcentuales esta modalidad de acceso a una casa.

La explosión de la burbuja inmobiliaria a partir de 2008, los cambios demográficos y la movilidad laboral explican que cada vez más ciudadanos opten por la vivienda en alquiler. Al comienzo de la crisis, tan sólo el 7,7% del parque residencial era en régimen de alquiler. Hoy, en el arranque de 2017, este porcentaje está cerca del 23% y la progresión no se detiene. Habría que remontarse a los años 60 y 70 del pasado siglo para ver una presencia tan alta del arrendamiento, según los expertos.

alquiler El alquiler de viviendas, en niveles récord del último medio siglo

La combinación de datos del Banco de España (BE), del Instituto Nacional de Estadística (INE), de la Unión Europea (UE), así como de las principales tasadoras de pisos lo confirman: la vivienda en alquiler ha pasado de ser una opción residual a ser vista como una clara alternativa, tanto en su vertiente residencial, como desde el punto de vista de inversión financiera para el arrendatario.

Un estudio de la consultora bilbaína Kategora, especializada en la gestión de activos inmobiliarios tanto en el mercado nacional, como en ciudades del centro de Europa, pone de manifiesto el progresivo incremento de las viviendas en alquiler como opción residencial. Esta compañía prevé que estas tendencia se mantenga durante 2017, después de crecer un 10% en 2016.

Los autores del estudio recuerdan que hace ahora una década, justo antes de estallar la burbuja inmobiliaria, las viviendas en régimen de alquiler apenas suponían el 7% del total del parque residencial español (cuando la media europea superaba ampliamente el 20%), con una demanda que apenas crecía de año en año.

En la actualidad, el mercado de alquiler se ha dado la vuelta con una muy alta demanda y una creciente disponibilidad de pisos bajo este modelo de propiedad. La vivienda en arrendamiento alcanza ya 22,7% del parque residencial, porcentaje que se acerca a la media europea situada el 30% del total.

Las razones que explican esta progresión tienen su origen en la explosión de la burbuja hace 10 años. “Entonces”, explica Nacho Espejo, responsable de producto de Kategora, “el precio de la vivienda en propiedad alcanzó niveles estratosféricos de más de 3.000 euros por metro cuadrado de media, frente a los poco más de 1.500 euros por metro actuales”.

A juicio de Espejo, la crisis económica, los altos niveles de paro y los cambios demográficos, con miles de parejas jóvenes que no pueden acceder a una vivienda en propiedad justifican también el cambio del modelo. “La gente”, prosigue, “no podía pagar los altos precios (de una casa en propiedad), de ahí que la vivienda en alquiler comenzase a ser una alternativa viable”.

Los bajos tipos de interés, otro acicate

Según Kategora, otras razones apuntadas que han propiciado que las viviendas en alquiler tengan cada vez más demanda son la creciente movilidad laboral por toda la geografía nacional, el estable marco jurídico del sector, el apoyo de las administraciones públicas a este modelo, el auge del alquiler turístico en grandes ciudades y, por supuesto, la caída de los tipos de interés hasta niveles mínimos.

Precisamente, los bajos tipos de interés (en la actualidad, el interés del Euribor a un año es del -0,08% mientras que la rentabilidad de Obligaciones a 10 años no llega al 1,4%) han permitido que muchos propietarios saquen masivamente sus pisos al mercado del alquiler para atraer un rendimiento como forma de inversión.

En este sentido, Kategora recuerda que los datos del BE muestran que el alquiler de la vivienda residencial en España ha dado una rentabilidad bruta del 4,4% en el último, un porcentaje al que hay que sumar una revalorización media de los activos de casi otro 4%.

Fuente